En este vídeo, exploraremos con Julio Gómez la gama completa de opciones disponibles para llevar tus producciones audiovisuales al siguiente nivel. Desde softbox y reflectores hasta paneles de difusión, los accesorios de iluminación de Aputure están diseñados para brindarte un control total sobre la intensidad y dirección de la luz.

Descubre cómo estos versátiles complementos y accesorios de Aputure pueden ayudarte a esculpir la luz de acuerdo a tus necesidades creativas, ya sea que estés filmando cine, publicidad o contenido digital. Aprende consejos prácticos sobre cómo utilizar cada accesorio para lograr efectos visuales específicos y cómo integrarlos de manera efectiva en tu flujo de trabajo cinematográfico.

Accesorios intercambiables, una solución eficiente

En el mercado actual, los tiempos de rodaje ajustados y la eficiencia presupuestaria han puesto en primer plano la necesidad de utilizar una variedad menor de fuentes de iluminación en el set pero que resulten más versátil. Una suerte de ‘navaja suiza’ que pueda resolver al mismo tiempo todo tipo de necesidades. La solución idónea a este dilema es la de usar elementos ópticos intercambiables sobre una misma fuente que cambien el carácter y la difusión de la luz generada.

La idea dista mucho de ser nueva, y de hecho fue la base de la creación de Dedolight a mediados de los 80 y de K5600 a principios de los 90 pero, hoy en día y gracias entre otras cosas a la enorme popularidad del LED como tecnología básica de emisión de luz, es un principio adoptado por todos los fabricantes, incluyendo algunos con una excelente relación calidad-precio y un uso extremadamente fácil e intuitivo, como es el caso de la Aputure.

Accesorios ópticos de Aputure

Todos los elementos ópticos accesorios de las fuentes Aputure de gama media y alta se ajustan sobre una montura Bowens, un estándar que lleva décadas utilizándose en el mercado fotográfico para empezar y, aunque no sea su uso común, es posible usar estas fuentes sin acoplarles ningún tipo de accesorio. La concentración de la matriz de diodos LED sobre un circuito integrado permite dar lugar a una luz intensa con sombras pronunciadas que, si bien nunca serán tan marcadas como la de una lámpara de descarga de luz día, un HMI, tampoco generarán las «multisombras» asociadas a los paneles LED de primera y segunda generación.

Con este tipo de configuración, denominada por asociación Open Face, obtendremos la máxima difusión y la máxima amplitud del haz y, como ya hemos dicho, unas sombras duras con con ese ángulo de cobertura tan abierto. A cambio, hay que tener presente que la disminución de la intensidad con la distancia es mucho mayor con respecto a cualquier otra opción.

Reflectores parabólicos

La siguiente opción de luz dura es la que obtenemos con los diferentes juegos de reflectores parabólicos. El interior está cubierto de una superficie ‘facetada’ reflectante que incrementa sobremanera la salida de luz mientras que reduce el ángulo del haz. Como es lógico, cuanto mayor sea el tamaño del reflector parabólico, más estrecho será el haz resultante y más intensa la salida de luz percibida, aunque en origen estemos obteniendo idéntica cantidad de luminancia. Es importante recalcar que sea cual sea el ángulo final del haz, este es homogéneo en todo su diámetro.

Esta clase de accesorios proporciona una luz muy direccional y tremendamente desagradable si se mira fijamente a la fuente. Por eso no se deben utilizar para iluminar directamente a los actores, sino que se proyectan sobre superficies que rebotan y reflejan ese haz ampliándolo y difuminándolo, como esticos, espejos o reflectores.

Proyector de recorte

A continuación vamos a desglosar brevemente otro tipo de soluciones para necesidad de distintas,
comenzando por el proyector de recorte; esta es una herramienta asociada tradicionalmente a los espectáculos en vivo, de danza, teatro y música en general, donde es habitual el uso de cañones para destacar una persona sobre el resto o para aislarla sobre un fondo oscuro. Desde hace décadas este tipo de recorte se ha usado sobre fuentes de incandesencia, pero el carácter direccional de los diodos LED los hace ideales para su uso. Estrechan el haz y facilitan que generemos formas geométricas concretas con el haz de luz a la vez que incrementan la intensidad. No obstante, dado que se suelen colocar a mucha mayor distancia de los sujetos, no presentan problemas al iluminarles directamente como sí ocurre con los reflectores hiperpar.

Lente Fresnel

El accesorio más habitual en la historia de la iluminación cinematográfica es la lente fresnel. Diseñada en el siglo XVIII para los faros, llegó al cine para quedarse a mediados de los años 30 del siglo pasado.
Este tipo de lente concentra la luz en un haz variable, manteniendo un 75% de intensidad, si bien ese haz no es uniforme y genera aberraciones cromáticas en sus extremos con doble sombra. Todos los fresnel vienen acompañados de sus correspondientes palas para cortar luz y/o para sujetar gelatinas de color.

Cajas de luz

Por último, tenemos diferentes clases de cajas de luz o softlights, que generan un haz de luz amplio y difuso, sin sombras marcadas y envolvente, con idéntica intensidad en toda su superficie. Por una parte, tenemos la Lightdome, con su tradicional configuración de paraguas, con dos difusores, uno interno para evitar la generación de un punto caliente en la parte central, y uno externo, que puede ser más o menos translúcido según la intensidad de la luz que deseemos. Viene acompañado de un panal de abeja que reduce el ángulo de salida de la luz sin que pierda su carácter difuso.

Si lo que queremos en cambio es bañar la escena con una luz suave aún más amplia pero manteniendo control sobre su temperatura e intensidad, la lantern es una caja de luz esférica con un faldón de cuatro secciones completamente ajustables por separado que se pueden colocar o retirar en segundos.