En este video Julio Gómez nos descubre las características técnicas y puntos fuertes de las ópticas de cine XEEN Meister, disponibles en cinco distancias focales; 14mm, 24mm, 35mm, 50mm y 85mm.

Con apertura de diafragma de 2.6 para la 14mm y 1.3 para el resto, estas ópticas te permitirán rodar con cámaras de cine full frame hasta 8K con una calidad y luminosidad excepcional, sin aberraciones cromáticas y una reproducción de color de piel natural.

Ópticas de cine de calidad

Desde su primera incursión en un juego de ópticas asequibles con mecánicas cinematográfica basado en sus objetivos fotográficos, Samyang y su línea XEEN se hizo un hueco en el mercado de entrada de gama. Su oferta se incrementó progresivamente con la XEEN CF, con una parte del barrilete fabricada en fibra de carbono que merecería mucha más atención de la que recibieron en su momento por su ligereza y versatilidad y más recientemente con la XEEN Meister. Una gama de mayor calidad y fiabilidad de ópticas fijas con una gran apertura de diafragma que cubren un círculo de imagen de 43,2 mm, donde permite su empleo en sensores full frame o mayores. En estos momentos la serie XEEN, como veis, cuenta con cinco distancias focales, de 14, 24, 35, 50 y 85mm.

Apertura de diafragma

El principal argumento a favor de estas ópticas, además de su apertura máxima de T1.3 en todas las distancias focales salvo en la 14, que es T2.6 es la coherencia y consistencia en su reproducción cromática y su rendimiento general. Las imágenes que proporcionan tienen gran nitidez perceptual, incluso con el diafragma totalmente abierto y una respiración razonable y bien controlada. Como es obvio, todas las distancias focales comparten tamaños y posiciones de las superficies dentadas en los anillos del barrilete con un ángulo de giro de 300º. Diámetro exteriores de 114mm, que es un frontal estándar para matte box y filtros, de nuevo salvo en este en el 14 que tiene un diámetro de 134mm. Los demás objetivos también incorporan rosca para filtros de 112mm. El diseño óptico en general cuenta con dos elementos asféricos, 13 palas de diafragma y las ópticas pesan apenas 1,9 kilos con excepción del 35mm que pesa 2,3. Esos pesos son con montura PL pero se puede intercambiar esa montura por monturas Canon EF o Sony E.

Varias posibilidades de apertura

Las ópticas tienen muy buena resolución y contraste, incluso a plena apertura, aunque su rendimiento óptimo estaría entre T2.8 y T4. La difracción no es demasiado perceptible a T8 y habría que cerrar hasta T11 para empezar si quiera apreciarla. En un sensor de full frame los reflejos internos están muy bien contenidos, incluso cuando se utiliza con su apertura máxima a T1.3. Mantienen un contraste verdaderamente bueno y se produce algo de halo muy suave y localizado en las altas luces.
Si se cierra el diafragma a T4 y más allá, es cuando curiosamente se pueden obtener algunos destellos interesantes que además se conjugan con mayor contraste, incluso con fuentes de luz apuntando directamente al eje óptico.

Reproducción de color y flares

Esta es una característica más singular y agradable que la que solemos encontrar en muchas ópticas actuales, donde para conseguir esos flares, hay que abrir el diafragma y en consecuencia, empastamos mucho los colores por la pérdida mayúscula de contraste. Tal y como se producen los flares en las Meister, podemos obtenerlos con mayor profundidad de campo y buen comportamiento en la reproducción del color y en la separación entre figura y fondo. A esto se suma, en el caso particular del 14mm, un diseño óptico cuasi rectilíneo que lo convierte en un objetivo mucho más práctico que los grandes angulares tradicionales con enorme distorsiones de barril. Las aberraciones cromáticas son ínfimas, sin duda, gracias a los elementos asféricos que ya he mencionado, y al gran diámetro de la pupila de entrada y de salida, incluso con objetos metálicos sobre expuestos no aparecen franjas de color visible.

El conjunto perfecto

El bokeh es agradable muy suave y, como es lógico, redondeado a menos que se cierre bastante el diafragma. Las características, de dicho bokeh, son consistentes también en todas las distancias focales y el color tiende a ser neutro con tonos equilibrados entre ellos. Se mantiene idéntico también en toda la gama. En resumidas cuentas, se trata de unas ópticas con una calidad nada habitual para su precio y en las que ante todo evitaremos encontrarnos con sorpresas al cambiar distancias focales o diferencias notables al combinarlas con los zooms más empleados del mercado.

Si quieres probar por ti mismo estas ópticas de cine, visítanos en cualquier de nuestras oficinas de AVisual PRO Madrid o Barcelona para alquilar el material profesional que necesitas y comprobar por tí mismo sus posibilidades.