Un espacio ambientado industrial de 120m² para llevar a cabo tu última producción audiovisual y todo lo que se te ocurra trabajando con distintos decorados.

Se trata de un estudio con decoración cambiante al estilo Brooklyn y con entrada de luz natural exterior directa.

Es un plató ideal para producciones que requieren unas exigencias artísticas distintas a las que puede aportar un plató blanco y permite el montaje de distintos sets (cocinas, habitaciones, loft, etc.).