Mostrando productos de Barcelona Cambiar a Madrid
El estudio está dividido por zonas para adaptarse a las necesidades de espacio de los clientes, ya que creen que no es necesario pagar más por un servicio que se puede tener por menos.

El estudio más detallista de Barcelona

The Catwalk Studio, ubicado en el barrio de Sants, tiene unas instalaciones nuevas, con todo tipo de avances tecnológicos, y mima hasta el último detalle para dar el mejor servicio posible a sus clientes

En el barrio de Sants, donde apenas podemos encontrar estudios fotográficos, se encuentra The Caltwalk Studio, el estudio que mejor cuida los pequeños detalles. Se escogió precisamente el barrio de Sants como emplazamiento porque no había mucha competencia en él y fue una forma de diferenciación del resto de estudios, que casi siempre se concentran en Poblenou. Oscar Latorre-Bosch, fotógrafo profesional, gestiona el estudio aportando toda su experiencia en la materia y todo el mimo posible a este proyecto.

Como su propio nombre indica, The Catwalk Studio es un estudio de fotografía especializado en moda y publicidad, ya que las instalaciones y el material de iluminación son ideales para fotografiar a modelos en movimiento gracias a los flashes Broncolor de alta velocidad. Sin embargo, cada vez se está demandando más el estudio para pequeños rodajes de vídeo y es algo por lo que se quiere apostar en un futuro no muy lejano, buscando adaptarse a las necesidades del cliente para poder dar el mejor servicio. Tan solo cuenta con un año de vida y ya tienen cubierto el sesenta por ciento de la ocupación. Lo significativo del estudio es que se construyó muy lentamente, durante un año entero, cuidando mucho los detalles y con unos acabados de lujo. “Nos gusta hacer las cosas poquito a poquito, pero muy bien hechas”, sostiene Oscar Latorre. Los clientes repiten y ese es el principal indicador para saber si se está dando un buen servicio.

Reserva online

“Una cosa muy novedosa que tendremos es un sistema de reservas online donde se podrá ver la ocupación del estudio y reservar automáticamente ”, apunta Oscar. Está previsto que entre en funcionamiento en este mes y será tan sencillo como escoger el día o los días que se requieran, pagar un 25 % del precio en concepto de reserva y, una vez disfrutado el servicio, se liquida el resto allí mismo. “La idea es facilitarle todo el camino al cliente”, añade. Además, The Catwalk Studio tiene la opción de suscribirse a un club de socios para poder coger bonos especiales y alquilar alguno de los platós del estudio por menos de 30 euros la hora. Este sistema está enfocado a profesionales que necesitan un espacio de trabajo de forma asidua, pero desde el estudio también entienden que el trabajo dentro del medio audiovisual está sujeto a fluctuaciones incontrolables en cuanto a volumen, así que han ideado otro sistema de descuentos: el sistema de reserva automática que entrará en funcionamiento en breve guardará toda la información y ejecutará un descuento en función de lo que el cliente haya reservado anteriormente. “Es un sistema inteligente, porque sabes que cuanto más vienes más descuento tienes, y ese descuento puede llegar a ser hasta de un 30%”, declara Oscar. Es una forma de ofrecer un buen servicio con descuentos exclusivamente pensados en los profesionales y sus necesidades.

«Tendremos un sistema de reservas online donde se podrá ver la ocupación del estudio y reservar automáticamente»

Plató 1, 2 y 3

Trabajar en The Catwalk Studio es agradable y cómodo. Sus instalaciones están ideadas para que el cliente trabaje lo más a gusto posible, y que de forma rápida y sencilla, pueda reestructurar la luz y reelaborar el espacio de trabajo. Cuenta con un sistema de guías en el techo que facilitan mucho la cuestión: todos los focos pueden ir colgados de las guías, con lo que se libera el suelo de jirafas, ceferinos o pies de estudio. Tampoco hay cables, pues todos van por las guías del techo, por lo que la zona de trabajo es una zona limpia. Todo el equipo de iluminación es LED y cuentan con pantógrafos que llegan prácticamente al suelo. El plató se divide en 3 zonas que se pueden contratar por diferentes precios. El plató 3 es el plató más pequeño y económico, pensado para aquellos que tienen poco presupuesto, pero también necesitan poco espacio. Cuenta con dos puntos de luz, fondo de colores y las dimensiones son suficientes para la realización de books, retratos de medio cuerpo, catálogos, fotografía de producto… “Está pensado para ajustarse a las necesidades porque no tiene sentido pagar más por algo que puedes tener por menos”, sostiene Oscar Latorre. El plató 2 cuenta con ciclorama, cuatro puntos de luz con pantógrafos de alta gama, manuales y automáticos a la vez, y está pensado para trabajar con más espacio a un precio medio del mercado. Y, por último, en lo que ellos llaman plató 1, se engloba todo el espacio del estudio: el plató 2 y 3, junto con la zona de vestuario y maquillaje, la parte de arriba que es una zona de catering y sala de reuniones con pantalla 4k, wifi, impresoras y grandes ventanales a los platós. El estudio también cuenta con una zona de almacenaje y algo muy novedosos: unas taquillas con puerta blindada para que aquellos que han adquirido bonos por horas puedan dejar el material en las taquillas y librarse de transportarlo continuamente. “Lo que queremos es un espacio agradable en el que trabajar, pulcro y con equipo sofisticado”, apunta Oscar.

Detalle a detalle

A partir de septiembre se van a empezar a impartir unas clases de fotografía para publicidad, se realizarán en la zona de maquillaje, que es una zona polivalente: las mesas son plegables y caben entre diez y doce personas. La zona es ideal para realizar reuniones , cursos, workshops o talleres. La zona de reuniones también es perfecta para que los fotógrafos que no tienen un espacio propio, traten con los clientes y les expongan sus trabajos en la pantalla de resolución. The Catwalk Studio es la pasarela ideal para los profesionales de la fotografía, especialmente para aquellos que se dedican a la moda o la publicidad. Todos los detalles están cuidados hasta el punto de tener un hilo musical y un perfumador automático. “Queremos crear una atmósfera agradable, que todo esté en su sitio y todo fluya durante la sesión”, añade Oscar Latorre. Un espacio que se adapta a las necesidades de los clientes con su diferenciación por zonas de trabajo, con todo tipo de avances tecnológicos, material e instalaciones nuevas. “Creo que es el estudio de tamaño mediano más confortable y avanzado de Barcelona”, subraya.

«Lo que queremos es un espacio agradable en el que trabajar, pulcro y con equipo sofisticado»

Comments

Deja un comentario

8 + ocho =

¿Eres humano? *